Lluvia significado bíblico

lluvia mano agua

Definición. El significado bíblico de lluvia es la caída natural del agua desde el cielo. Comprende la base fundamental de la vida vegetal y animal sobre la tierra. Muchos la consideran como un regalo de Dios. El mismo Jesús lo indica aludiendo al Padre que es quien 'hace llover sobre justos y pecadores'.

Respecto al cataclismo del Diluvio que duró 'cuarenta días y noches', cabe señalar que se debió a una suma de causas. En las que se incluyen la lluvia y 'la rotura de las fuentes del gran abismo'.

El hambre es uno de los efectos más trágicos debido a la carencia de lluvia. Tanto así que era visto como una indicación de disgusto divino. En conceptos paganos, Baal se concedió el dios de la lluvia.

Relevancia de la lluvia en la agricultura antigua

En las sagradas escrituras, la palabra lluvia se usa tanto en sentido literal como figurado. El verano es muy seco en Israel, la estación de las lluvias llega durante la primavera (últimas) y el otoño (primeras). En la antigüedad, muchas personas dormían sobre los techos de las casas para escapar al calor y disfrutar de la brisa fresca de la noche.

La mayor cantidad de lluvia caía entre noviembre y febrero. La retención de este fenómeno en la estación apropiada, en la primavera, era considerada como un castigo muy severo. Por el contrario, la abundancia de lluvia denotaba la rica bendición del Señor sobre su pueblo. En Egipto, los cultivos dependían de las inundaciones constantes del Nilo.

El clima de Siria y de Palestina se caracteriza por una división del año en estación lluviosa y seca. Hacia el final de octubre empieza a darse a intervalos una lluvia tormentosa, durante uno o varios días seguidos. El año agrícola inicia al esponjar el suelo endurecido y resquebrajado por la sequía del verano. Y podía comenzar el labrado de la tierra.

Las lluvias tardías son los fuertes chubascos desde marzo hasta mediados de abril. El invierno mismo entra de lleno en la estación lluviosa. En Palestina caen alrededor de 700 mm de agua anuales. En mayo empezaba la sequía que persistía hasta octubre. No llovía durante estos meses y apenas se veía una nube en el cielo. Una tormenta en esta época era considerada un prodigio.

El significado bíblico de lluvia es esa parte del ciclo donde el agua se eleva a la atmósfera. Toma forma de vapor desde las superficies terrestres y acuosas del planeta. Se condensa y cae al suelo, aportando la humedad necesaria para el desarrollo de la vida.

Subir