Honestidad significado bíblico

honestidad persona dios

Definición. El significado bíblico de honestidad es 'recto' y proviene de expresiones hebreas y griegas. Como sinónimos encontramos que se usa para interpretar a una persona respetable y digna de estima. La honestidad representa la excelencia.

Se considera una virtud humana, se caracteriza por la delicadeza y postura decente en las palabras y las actitudes. Es la veracidad, y propone un hábito de realizar una declaración confiable, de múltiples aspectos.

Esto no se vincula con expresar de manera completa, lo que pasa por tu mente. Pues se dice que tiene una semejanza con el compromiso hacia la veracidad. La deshonestidad es algo que desaprueba las Escritura, a Dios no le gusta una sociedad de engaños. Alguien que sepa la verdad, pero que diga algo distinto es un falso.

En la Biblia se observa que enfatiza en las declaraciones verdaderas. Se entiende como la mentira lo contrario de la honestidad. Quienes son mentirosos, son personas que no están con Dios. Pues la deshonestidad lleva hacia la maldad, mentir, ayuda a cumplir deseos mundanos.

La verdad muchas veces lastimará a quien se lo digas, pero es preferible confiar en el amigo que te hiere al que te adula. Si se quiere alcanzar el sentido de la vida, se debe llevar siempre la integridad por adelante. Nos permite actuar de buena forma y no discrepar de los pensamientos.

¿Cómo identificar la honestidad?

Cuando alguien es verdadero refleja autenticidad y es objetiva. Asimismo, demuestra respeto por las demás personas. No es hipócrita y busca crear una buena imagen. La conducta es recta y no se contradice con sus pensamientos.

Esta cualidad no solo se ve en compañía, sino también se visualiza cuando una persona es honesta con ella misma. La autoconciencia es algo que se debe valorar en otras personas y en nosotros mismos.

Corazón honesto

Se manifiesta con la verdad, aunque no hemos nacido con la inclinación a ser así, ya que somos pecadores, podemos convertirnos. Para empezar a hacerlo, es necesario cultivar la virtud moral. Al ejecutarlo, nos daremos cuenta que sucederán cosas buenas, como dejar de mentir y eludir pasar vergüenza por ello.

Es un valioso rasgo de la personalidad, que se debe acentuar para que nos evitemos de caer en tentación. Es importante ser los humanos que Dios quiere que seamos.

Subir