Banquete significado bíblico

banquete

Definición. El significado bíblico de banquete es una celebración donde se suele festejar comiendo y bebiendo. Es una manera de entretener invitados o recibir con respeto a un huésped. Sin embargo, también puede relacionarse con actividades paganas. Este término se encuentra en reiteradas ocasiones en las sagradas escrituras.

La palabra banquete en la Biblia

En el Antiguo Testamento este término tiene distintos significados. Por ejemplo, en un principio se tradujo del vocablo hebreo 'mišteh' como 'banquete', aunque solo significa beber vino. En Génesis se hace referencia a este vocablo con una actividad festiva en la boda de Jacob con Lea.

En Isaías 25:6 se habla de esta palabra como una característica muy presente en los tiempos mesiánicos, profesando buenas épocas. También se destaca el libro de Ester, donde el banquete es una manera de celebrar momentos positivos o de felicidad. En aquellos tiempos se acostumbraba a dar porciones grandes a los invitados más importantes para los anfitriones.

Los banquetes no solo se relacionan con comida, bebida o celebración. En muchas de estas reuniones se realizaban rituales con requisitos estrictos, por ejemplo, se hacía lavatorio de pies y se ungía la cabeza o vestimentas. Era muy común dar gracias al Señor por los alimentos, costumbre que prevalece hasta la actualidad.

En el Nuevo Testamento se destacan los banquetes con distintas visitas de Jesús y los apóstoles. Además, se demuestra el recordatorio de las profecías de Isaías con relación a Cristo en los libros de Lucas y Mateo. En dicha época ya el concepto incorporaba bailes, música y regocijo.

El hijo de Dios dijo: 'Cuando ofrezcas un banquete, invita a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos'. Este pasaje en Lucas 14:13 nos explica que debemos compartir nuestra felicidad con los más necesitados, esto nos dará recompensas en la otra vida.

¿Qué simboliza el banquete para los cristianos?

Este término es muy importante en los creyentes y discípulos del Señor. Su significado va más allá que un simple momento de felicidad, pues, nos hace recordar el banquete final, es decir, la última cena de Jesús. El hijo de Dios siempre rememoraba las escrituras haciendo alusión a una reunión con los apóstoles en un sitial de honor.

La eucaristía es de manera indirecta un banquete que celebramos en la iglesia del Señor para recordar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Dios invita a todos a participar del banquete del Creador y así poder regocijarse en el Reino de los Cielos.

Subir