Bama significado bíblico

bama

Definición. El significado bíblico de Bama, es lugar con una elevación o cumbre alta.  Por lo general, se usaba la palabra para describir un sitio con esas características de manera colectiva. Razón por la cual, no existe una ubicación en específico.

Asimismo, el término Bama se empleaba a la hora de designar un lugar alto que cumplía la función de centro de idolatría. En el hebreo antiguo, aparece numerosas veces en la Biblia. Sobre todo, en los libros de Levítico, Reyes y Crónicas.

Cuando la gente se refería a Bama con el propósito de hacer culto, lo destinaban a los ídolos. Un aspecto que desagradaba en demasía al Padre Celestial. Pues, en muchas ocasiones les dijo al pueblo que derribaría los altares en los que ofrecieran incienso y abominaría sus almas para que dejaran de adorar a falsos profetas.

Por otra parte, la palabra Bama se halla en el Antiguo Testamento para referirse a la espalda o el lomo de los humanos y animales. Además, se utilizaba más que todo si un hombre quería tomar venganza sobre sus enemigos.

Bama como metáfora

El simbolismo de Bama sirve para designar lomos o sitios elevados. Así pues, es común escuchar que Dios hará subir a los hombres al cielo en donde están las nubles o que cabalgarán sobre las alturas. Este tipo de frases se refieren a la protección del Padre, a su pueblo.

Además, Bama y otros términos hebreos expresan que Solo el Señor es nuestro Dios y que siguiendo su ordenanza podemos glorificarle. Es posible ascender al Reino de los cielos siendo buenos, nobles y puros de corazón.

Bama, los israelitas y el pecado

En un inicio, eran los cananeos quienes servían a sus dioses en Bama, presentando sus alabanzas y adoración. Más adelante, llegó la aldea de Israel y tomó de ejemplo tal práctica. Como podemos verlo en 1 Reyes 11:7 'Sucede que el pueblo sacrificaba en los lugares altos, porque en esos días aún no se edificó la casa al nombre del Señor.'

Sin embargo, Bama aplicaba más a las naciones vecinas que dedicaban tributos a Quemós y diversas divinidades que no eran verdaderas. Tales actos se consideraban pecado porque los templos instruyeron a los sacerdotes a transmitir palabras que no provenían de manera directa de Dios.

Además, existían diversos santuarios posicionados en Bama. Los que, poseían símbolos que para ellos eran importantes, pero que en realidad servían como rituales profanos.

Subir