Asnillo significado bíblico

asnillo

Definición. El significado bíblico de asnillo, es el diminutivo de onos, burro, pollino o borrico. Esta es una palabra que se emplea con la finalidad de designar al asno joven. En un principio, se refería a una cría no apta para el trabajo. O, cuando estaba en condiciones de procrear y de actuar como semental.

Por su parte, el asnillo también se cataloga por algunos por ser mamífero, considerado así desde que nace hasta cuando lo apartan de su madre. Este animal se nombra bastante en muchos versículos de la Biblia al ser utilizado por Jesús al entrar de manera triunfante, en su última semana de vida a Jerusalén.

Profecía de Zacarías

Cuando hablamos de esta profecía es resaltando alguno de los detalles más minuciosos de la vida de Jesús que se registran en la Biblia. Tal es el caso con la entrada triunfal del mesías en Jerusalén para sus últimos días en el plano terrenal. De este modo, le concedería la salvación al mundo.

De hecho, en Zacarías podemos encontrar una predicción al decir que venía el rey, montado en un asnillo.

Entrada de Jesús victorioso a Jerusalén

Al aproximarse Jesús a Jerusalén cerca de Betfagé y Betania, al pie del monte de los Olivos, el mando a dos de sus discípulos a decir lo siguiente que se expresa en Marcos 11:2 'Vayan a ese pueblo que ven enfrente, y al entrar encontrarán un asnillo amarrado que ningún hombre montó todavía, desátenlo y tráiganlo'.

En este fragmento se aprecia el aprendizaje de lo maravilloso que es el hijo de Dios, él conoce cada movimiento, cosa que vive y se hace en el mundo, lo sabe todo.

Por otra parte, en la Biblia también se expresa otro aspecto de la llegada de Jesús a Jerusalén. En donde, los discípulos siguieron sus instrucciones de buscarle el asnillo y en Mateo 21:7 reitera lo siguiente 'Trajeron la burra con su cría. Después le colocaron sus capas en el lomo y Jesús se sentó encima.' Acto seguido, las personas cortaron ramas de árboles, en el camino por donde pasaría el salvador.

Como se puede notar, en la historia y en el relato del evangelio nos muestra la grandeza de nuestro padre y de su hijo. Pero sobre todo la nobleza de Jesús al montarse en un animal poco agraciado para muchos. Es decir, no hay que dejarse llevar por los aspectos, todos somos hijos de Dios con nuestras fortalezas o debilidades.

Subir