Almorranas significado bíblico

almorranas

Definición. El significado bíblico de almorranas, alude a una inflamación varicosa, es decir, una dilatación que se produce en las venas del recto y del ano y que tiende a sangrar con frecuencia.

Referencias del término almorranas

En el registro bíblico de 1 Samuel se cita cuando Dios castiga a la población de Asdod con hemorroides. Esta expresión, almorranas, alude a una hinchazón o tumores redondos que se producen en el área del ano. Por otro lado, se señala que a los filisteos se les afligió con esa inflamación. En el texto masorético se denomina como protuberancias redondas.

También corresponde a tumores en el ano. Se dice que los masoretas, de origen judío, emplearon la expresión: tejo-rím y hace referencia a la inflamación que se produce en el recto, lo cual es dolorosa. De igual modo, se refiere a bubones y divieso que se forman en el ano. Estas almorranas, son un trastorno que causan molestia.

A menudo es muy doloroso, sangra, debido a los tumores vasculares que se producen en la mucosa del recto. Pueden ser internas, en el interior del esfínter o externas, en el contorno del ano. Ambas causan incomodidad, por la picazón, seguido del dolor que puede ser de moderado a fuerte.

Las almorranas en las escrituras

En la Biblia se relata la ocasión cuando Jehová, el Dios de Israel, les advierte que si desobedecen sus mandatos, se les plagaría con diferentes enfermedades, entre ellas hemorroides. De igual modo, se menciona cuando los filisteos tenían el arca de Jehová. Por esa razón el Soberano los aflige con almorranas.

Mientras el arca continuaba con ellos, seguirían adoloridos con tal hinchazón. Aunque la mayoría murió por la peste bubónica, los restantes sufrieron por las almorranas. Los habitantes de los territorios de Gat y Egrón se vieron perjudicados. Al devolver el arca a Israel, también dieron una ofrenda por la culpa.

Esta consistía en una representación de la enfermedad, es decir, cinco hemorroides de oro. Esto lo hacían como tradición, los romanos y egipcios. Mostrar en imágenes, las partes dañadas del cuerpo para pedir curación u ofrecer agradecimiento por la sanación.

Sea cualquiera el caso, los ejes de los filisteos, sintieron las terribles consecuencias que produce las hemorroides. Además, en Egron estaban padeciendo también por la plaga de los jerbos o ratones que se habían extendido por todo el territorio. Por lo que la tierra se hallaba en ruinas por esa peste y hubo una confusión mortífera por ambas dolencias.

Subir