Almón-diblataim significado bíblico

almon diblataim

Definición. El significado bíblico de Almón-diblataim, es uno de los lugares que formó parte del campamento de los israelitas en su transitar por el desierto. Tal nombre proviene del hebreo Almôn Diblâthâyim que se traduce como hito o escondite de las pasas de higo. La mayoría de sus registros aparecen a lo largo del libro de los Números.

En cuanto a la ubicación de Almón-diblataim, podemos decir que no es exacta. Sin embargo, algunos afirman que estaba situada en Transjordania, entre las regiones de Nebo y Dibón-gad. De hecho, se le describe por la belleza de sus piedras y se dice que tiene relación con el Bet-diblataim que figura en ciertos mapas.

Almón-diblataim y los campamentos en el desierto

Sabemos que Almón-diblataim fue un lugar montañoso en el cual acamparon los israelitas en su paso por el desierto. Todo ello, aconteció en el año cuadragésimo de su salida y fue uno de los sitios más memorable por el que anduvieron.

Asimismo, es importante resaltar que los ejércitos que estaban en Almón-diblataim, se ordenaron de acuerdo a cinco cuerpos de gran relevancia. Razón por la cual, se dispusieron por medio de sus tribus y familias. Teniendo en cuenta, que en aquellos tiempos los antiguos le daban su lugar a lo que se asociaba con sus patriarcas.

Según lo que se describe en la Biblia, el campamento que se estableció en Almón-diblataim se organizó siguiendo las instrucciones procedentes de la divinidad. Pues, no es un secreto que el Padre Celestial se comunicaba con los hombres por medio de sus profetas y del tabernáculo de reunión.

A su vez, las tiendas representaban la presencia de Dios no solo a Moisés, Aarón y a los sacerdotes, sino también para todos quienes allí habitaban. Algunos de estos personajes, tuvieron funciones como transportar los carruajes, los animales y los enseres que tenían que ver con los oficios sagrados.

Los israelitas adoran a Dios en Almón-diblataim

A pesar de estar vagando por el desierto y en la locación de Almón-diblataim, los grupos de los israelitas cumplían el deber de adorar al Altísimo. De modo que, aquellos a los que se les designaba la tarea de servir en el tabernáculo, se ubicaban a su alrededor. Mientras que, otros se encargaban de velar para que no se acercasen los intrusos a invadir sus tierras.

Por su parte, es posible que el campamento situado en Almón-diblataim, fuera de grandes proporciones, considerando que en esos tiempos se registraron más de 3.000.000 de personas.

Subir