Salmo significado bíblico

salmo

Definición. El significado bíblico de salmo se refiere a un término de origen griego que significa tocar un instrumento y cantar al mismo tiempo. Aunque los hebreos le dieron la palabra alabanza, el salmo es un poema religioso destinado a adorar a Dios. Estas composiciones a menudo se convirtieron en himnos y forman parte de la liturgia en la iglesia.

Vídeo sobre el significado bíblico de Salmo

Las dos religiones más asociadas con el salmo son el cristianismo y el judaísmo. De hecho, el Antiguo Testamento es un texto compartido por las dos devociones en el que aparecen cinco libros de estos, que suman 150. Su colección se llama salmo y contiene dos volúmenes famosos, en especial los salmos de David y los de Salomón.

Los estudiosos de los textos antiguos están de acuerdo en que las civilizaciones egipcia, babilónica y sumeria cantaban himnos en honor a sus dioses. Por lo tanto, estos cánticos serían un precedente histórico para los salmos. Según la tradición judía, el autor de algunos de las composiciones es el rey David, pero los hebreos también participaron en su creación y difusión.

Estos poemas líricos se recopilaron alrededor del siglo IV antes de Cristo, incluidos en el Antiguo Testamento. Y en el Nuevo encontramos varias referencias a Jesucristo para ellos. No son solo textos sagrados, sino que también están muy presentes en la religión y cultura judía.

Salmo en la Biblia

Estas composiciones tienen una dimensión poética y al mismo tiempo encierran un significado teológico, porque pretenden santificar a Dios. Algunos Salmos llevan la palabra Masquil como encabezado, siento esta una apertura a una instrucción. También es pedagógico, ya que lo aprendieron y memorizado por los judíos durante el tiempo de formación. Asimismo hay un componente cultural en los salmos, y algunos se refieren al período del exilio de los judíos.

Otro aspecto destacable es la dimensión moral, puesto que la intención de los salmos es transmitir valores. Además, también ayudan a sugerir un modo de vida para los fieles creyentes. Frente a los servicios que transmiten, hay que destacar la obediencia, el respeto, la santidad y la solidaridad. Se puede afirmar que los Salmos pretenden infundir bondad en las personas.

A los estudiosos de estos textos los llaman salmólogos bíblicos. Ellos coinciden en el doble enunciado de su mensaje: el culto a Dios y la iluminación de la humanidad. También se les conoce como salmos Mesiánicos y se han difundido en las sinagogas desde los primeros tiempos de la tradición judía.

Subir