Rana significado bíblico

rana plaga faraon

Definición. El significado bíblico de rana es aquel animal anfibio que se consiguen en el Cercano Oriente de distintas especies. Las referencias de este término en el Antiguo Testamento, son todas acerca de la segunda plaga que cayó sobre Egipto.

En los tiempos pasados de este país, la rana era un sí­mbolo de vida, de origen, y de emblema de la diosa Heqet. Era la benéfica patrona del nacimiento y la consorte de Khnum. Quien se representaba como un alfarero dando forma a un hombre en una rueda de alfarerí­a.

Heqet, deidad con cabeza de rana, es representada creando vida a un recién nacido. Las plagas tuvieron el propósito de desacreditar a estos seres divinos y demostrar el poder del Dios de los hebreos. Por su parte, en el Nuevo Testamento, este animal es un sí­mbolo de impureza.

La plaga de la rana en Egipto

Cuando el faraón se negó a dejar salir a Israel, Aarón, por orden de Yahvé, extendió su cayado sobre las aguas de Egipto. Y su paí­s se infestó de ranas. Este episodio se menciona en varios versículos de los Salmos.

Como los egipcios adoraban diferentes bichos, entre ellos las ranas, con los mismos se les castigó. En Apocalipsis 16, 13, eran como ranas los tres espí­ritus inmundos que salí­an de la boca del dragón, de la bestia y del falso profeta. Este animal se consideraba sagrado en Egipto.

Relacionándose con los ciclos de fecundidad que caracterizaban al Nilo. El lenguaje de rana saliendo de la boca de estas criaturas, apunta a la abundancia de blasfemias que proferirán. A su vez, en el Antiguo Testamento sea de la especie 'punctata', es decir, con manchas.

A los curanderos y charlatanes se les representaba como ranas y se les asociaba con las serpientes. Su nombre viene de la palabra en hebreo 'tsefardêa'. Estaba consagrada a Heqet, diosa egipcia a la que se representaba con la cabeza de esta criatura.

El significado bíblico de rana se refiere a un anfibio sin cola, con piel suave, ancas largas y musculosas, muy adecuadas para el salto. En las Escrituras Hebreas se menciona este animal en relación con el segundo golpe que Jehová infligió a Egipto.

Un impacto que, como todos los demás, era un juicio a las deidades adoradas en aquella tierra. Estas criaturas viven de adultas en las inmediaciones de aguas corrientes o estancadas y se alimentan de animales pequeños acuáticos o terrestres.

Subir