Carnero significado bíblico

carnero cachos

Definición. El significado bíblico de carnero es el nombre de un animal que se aprecia mucho por su carne. Es el macho de las ovejas, por lo que se acostumbraba a criar en los campos y haciendas.

Es un mamífero que no crece demasiado, tiene cuernos huevos, enrollados en espiral. En su cuerpo lleva lana, la cual puede ser de color blanca, negra o rojiza. Se le llama carnero cuando pasa un año de vida, si es más pequeño que ese tiempo recibe el apelativo de cordero.

Carneros en las sagradas escrituras

El término carnero en la Biblia aparece en varias ocasiones, ya que es una criatura que muy común. Muchas personas realizaban sacrificios con ellos, pues preferían conservar a las ovejas por sus vientres. Con el fin de buscar más crías.

Por lo general, los carneros se ofrecían tanto en holocausto como en la fiesta de acción de gracias. Dios cerró un trato con Abraham en el momento en que le ofreció un carnero, una vaca y una cabra de tres años.

Así mismo, después de que se detuvo el sacrificio de su hijo, en la piedra apareció un carnero. El cual se mató con el objetivo de agradecer al creador por mantener a salvo a su vástago.

Usos del carnero

Los carneros de piel roja se usaban de cubierta para proteger el tabernáculo en la época del éxodo. Daniel, en una de sus profecías, ve a una de estas bestias utilizada como símbolo de la región de Persia.

Los cuernos tienen una forma muy peculiar, por lo que se pueden emplear con varios fines. Uno de ellos es que, como son huecos, sirven de recipientes. De tal modo que la gente creaba una especie de vasos en los que tomaban cerveza, vino o leche o para transportar aceite.

Estos también sirven de instrumento musical de viento, pues producen un sonido fuerte. Así, en los compases en que Josué lideraba a los israelitas, estos utilizaban los cachos de los carneros como trompetas.

Durante las guerras, estas eran las bocinas que hacían el llamado de las tropas, además de que era el tono de júbilo al ganar. Otro uso era como señas en actividades religiosas. Es posible que estos estuvieran presentes en la destrucción de la muralla de Jericó.

En algunas ocasiones, la palabra designaba a individuos que ejercían la política y que tenían mucho poder. Al igual que era un alías de los adinerados e influyentes.

Subir