Ateísmo significado bíblico

ateismo biblia significado

Definición. El significado bíblico de ateísmo proviene del término de origen griego 'a – sin', 'theos – Dios' y 'ismo – doctrina'. Esto quiere decir 'doctrina que niega la existencia de Dios', se usa para referirse a alguien que considera que las deidades son seres ficticios. Se oponen a la idea de que tienen que ver con este plano de la realidad, creen que son constructos relativos al imaginario.

El ateísmo quita crédito a las divinidades o seres que posean dotes sobrenaturales. Incluyendo personajes de la mitología, ídolos y otros adorados por la humanidad. Entonces, es lo opuesto al teísmo que sostiene la presencia de múltiples omnipotencias.

El argumento de muchos de los grupos ateos se basa en contradecir el concepto de un 'Dios justo'. Pues razonan que si este existiese, no permitiría las calamidades que suceden en el mundo a las personas inocentes. Manifiestan oponerse a que un ser desde lo alto observe el sufrimiento sin hacer nada por detenerlo. Sobre todo que no interceda para curar enfermedades o prevenir miserias.

El ateísmo no debe confundirse con el agnosticismo, pues no rechazan la existencia de un Creador. Ellos sienten que el concepto de la Providencia escapa de la capacidad de comprensión y raciocinio del ser humano. También es diferente a quienes no están de acuerdo con las religiones y no aceptan los dogmas ortodoxos.

El ateísmo según la Biblia

San Pablo considera que el ateísmo es una infracción, pues la ira de Dios cae sobre los pecados e injusticias. Las personas que apresan la verdad están rompiendo con el mandato divino de predicar, pues la manera de conocer a Dios está entre los hombres. El Creador no es visto de forma literal, sino que se refleja en las maravillas de sus obras, donde se irradia la perfección del universo.

En el tomo 'Romanos' se encuentra un pasaje que relata como los mortales deshonraron sus propios cuerpos. Pues cambiaron la verdad divina por la falsedad, al no reconocer la dependencia a la Providencia. Entonces, los humanos veneraron a Satanás, quien quiso retar el poder del Santísimo y por eso lo expulsaron del reino de los cielos.

En el Nuevo Testamento se hallan versículos famosos que mencionan las consecuencias de oponerse la santa palabra. En 'Mateo' y 'Lucas' se dice que Jesús proclama que los que niegan a Dios delante de los hombres, se rechazarán ante el Padre Celestial. 'Juan' habla de que aquel que se resiste a la verdad y no reconoce a Jesús como el Mesías se le llamará mentiroso.

Subir