Aruma significado bíblico

aruma

Definición. El significado bíblico de Aruma, es ciudad encumbrada en la que se refugió Abimelec. Sobre todo, cuando obtuvo la victoria en una batalla y no tenía sitio al cual acudir. Pese a ello, no se tienen registros concretos sobre su ubicación.

Por su parte, la palabra Aruma viene del hebreo y se traduce en español como altura o lugar exaltado. Se sabe que estaba cerca de Siquem, una ciudad que albergó a miles de israelitas y en la cual se crearon diversas tribus que conocemos hasta nuestros días.

Aruma y Abimelec

Abimelec fue el personaje al que más se le asocia con Aruma. Pues, llegó al poder y les dijo a sus padres que se unieran a su causa. Ya que, era mejor que los gobernara él antes que setenta hombres de su linaje. En vista de esto, su familia accedió en Siquem.

Es por esta razón, que Abimelec hizo lo malo a los ojos del Señor y asesinó a sus hermanos. Le dieron setenta ciclos de plata por ellos, porque temía que alguno retara su liderazgo. A su vez, habló con hombres malos y vagabundos para que se encargaran de quitarles la vida.

Después de recibir el dinero influenciado por el poder y el espíritu del maligno, Abimelec se convirtió en el rey de Siquem, cerca de la llanura de Aruma. Siendo así, que se le caracterizara por ser una persona impía para Dios, al igual que el pueblo que estuvo de acuerdo en proclamarlo como su líder.

Israel, Aruma y Siquem

El día que se realizó la coronación de Abimelec, el pueblo de Israel se ubicó en el mismo árbol que sirvió al colocar las copias de la Ley de Dios por parte de Josué. A pesar de que los israelitas la vieron, hicieron caso omiso de ella y siguieron en el camino incorrecto.

Abimelec fue el primero en coronarse como rey de Israel sin tener la aprobación del Altísimo o consideración de sus estatutos divinos. Es por ello, que la ciudad de Siquem cercana a Aruma estuvo en ruinas de manera espiritual por largo tiempo.

Por su parte, Abimelec se residenció unos días en Aruma, después de lanzar su ataque en contra de sus hermanos que se encontraban en Siquem. Todo ello, en acuerdo con sus padres y con los ociosos que se encargaron de quitarles la vida. Puesto que, no quería que morasen más allí o que entorpecieran los planes de gobierno ya trazados.

Subir