Ahisar significado bíblico

ahisar

Definición. El significado bíblico de Ahisar, es uno de los funcionarios de los tiempos de Salomón que aparece en el registro de los reyes. Por su parte, se dice que se desempeñó en la labor de mayordomo y que conoció y convivió con Adoniram, el hijo de Abda que se encargaba del tributo.

Es preciso señalar, que Ahisar es un nombre que proviene del hebreo Ajîshâr que se traduce en español por mi hermano es Dios o aquel que canta. A la par, fue un varón del Altísimo dispuesto a servir y dar cumplimiento a su palabra divina, según los estatutos que se le designaron en su paso por la tierra.

El oficial de Salomón

No es un secreto que Ahisar sobresalió de manera principal en los escritos sagrados por su papel de príncipe y mayordomo. El cual, se hizo cargo del personal que habitó en la época de Salomón los cuales le obedecían. A su lado, estuvo presente otro hombre que se llamó Adoniram.

Asimismo, es importante destacar que Ahisar a pesar del cargo que ocupó en vida, siempre se mantuvo humilde y fiel ante los ojos del Creador. Claro que, lo que hacía su compañero Adoniram era de mayor rango, ambos personajes tuvieron protagonismo y un papel valioso dentro de lo que hoy conocemos en la Biblia.

Sin dejar de lado, que sus funciones les concederían más adelante un lugar en el reino que les prometió Dios. Esta historia nos enseña que no debemos juzgar a nuestros hermanos por el rango que ocupen o por su clase social. Ya que, lo más sobresaliente es su carácter y el modo en el que actúen siguiendo la voluntad del Padre Celestial.

Ahisar y su servicio

Por otra parte, los versículos en los que se menciona el nombre de Ahisar, nos indican que fue un varón recto y que le confirió gran relevancia al servicio en el templo de Salomón. No solo a su rey, ni a los demás miembros que estaban en su casa, sino a los otros que también  eran parte del pueblo de Israel.

De modo similar, ni Ahisar o Adoniram se conformaron con quedarse sentados sin ayudar a su prójimo. Ya que, Dios les encomendó una misión de servicio esencial en el reino que no los limitó a disfrutar de sus posiciones. Pues, sus corazones se infundieron con la gracia del espíritu santo durante su vida terrenal e hicieron el bien en todo momento.

Subir