Usura significado bíblico

usura dinero biblia

Definición. El significado bíblico de usura es el interés abusivo que se exige, ya sea por un préstamo o servicio. Procede de la exigencia desordenada, aprovechando la necesidad o urgencia de quien lo solicita.

En las Sagradas Escrituras, se encuentran versículos relatando que todo dinero que un judí­o facilitara a su hermano debí­a ser sin usura. Sin embargo, se podí­a prestar riquezas a un extraño con utilidades. El propósito principal para prestar dinero entre los israelitas era ayudar a los pobres, a lo cual, de acuerdo con la ley, no debí­a exigirse usura.

Durante el tiempo que Israel estuvo en Babilonia surgieron muchos abusos respecto a préstamos de dinero. Por esta causa, Nehemí­as, después del regreso del exilio, tomó medidas para detener la práctica. En el Nuevo Testamento nunca se condenan los intereses razonables recibidos por dinero prestado (por ejemplo, la parábola de los talentos).

La usura a lo largo de la historia

En la Historia de la Moral, la usura fue objeto de múltiples disputas entre los profesionales. Y los conceptos fueron variando al mismo tiempo que se alternaba la estructura económica de la sociedad.

Se empezó mirando similar a una lesión de la justicia y de la caridad. Por eso el II Concilio de Letrán del año 1139 la prohibió como injusticia que requerí­a reparación. Pero, con el tiempo, se fueron revisando las definiciones. A medida que en la sociedad civil fue entrando el juego el concepto de usura. Se vio como pago del riesgo, del servicio y del deterioro del bien prestado.

Se aceptó similar a algo normal y se dejó de llamar usura al incremento recibido en la devolución del préstamo. En la moral cristiana se sigue denominando usura al abuso en la exigencia de pago añadido. Cuando la cuantí­a es desordenada o supone aprovecharse de la indigencia o necesidad urgente del prójimo.

Pero es una tasa normal y legí­tima el pago del servicio realizado. Esa acción implica riesgo, trabajo, desgaste del valor de lo prestado, disponibilidad. Y eso tiene un precio. Cuando hay usura y, por lo tanto, se perjudica al prójimo, se lesiona la justicia.

Y en consecuencia permanece la necesidad de reparación y de devolución de lo exigido fuera de la recta razón y como abuso.

El significado bíblico de usura proviene de las palabras en hebreo 'neshekh', 'nashakh', 'nashah' y 'nash', que se traducen como interés, morder, quitar y extraviar, de manera respectiva. La usura es una actitud inmoral de logreros, aquellos que buscan lucrar de cualquier forma o modo.

Subir