Riqueza significado bíblico

riquezas oro plata

Definición. El significado bíblico de riqueza hace referencia a la posesión de bienes materiales, espirituales o sociales en abundancia. En este sentido tener grandes cantidades de dinero en oro o plata no era una riqueza completa.

El termino riqueza en la Biblia habla de aquellos quienes poseían tierras, rebaños y ganado. Adicional a ello y como consecuencia de un gran ganado, también se era rico quien poseía bronce, hierro, plata, oro y prendas para vestir.

Riqueza en la Biblia

Job es uno de los personajes mencionados en la Biblia que más riquezas tenia, pues este tenía una gran hacienda y sus hijos muchas casas. Sin embargo, se habla de la posesión de 7 mil ovejas, tres mil camellos y muchos otros animales así como criados. Siendo así esto lo que le daba más abundancia y dinero.

La riqueza era considerada como una bendición o favor de Dios pues desde un principio se dice que se enseñó al pueblo que Dios es el dador de bienes. En el Génesis se habla que el hombre solo es un administrador de estos bienes, pues el dueño es Dios. Así pues, el creador proporciona las instrucciones y riquezas al hombre para que ayude a los más necesitados.

Riqueza y  fe

En el Nuevo Testamento se menciona que no se castiga por poseer cosas en abundancia o ser rico. Sin embargo se dice que esto puede ser peligroso para el hombre y su fe en Dios. Pues la abundancia de dinero y otros bienes puede traer consigo a la codicia por tener más cosas.

De tal manera, las escrituras hablan que el humano puede confiarse más en sus posesiones materiales y dinero que en su fe. Así pues, como los ricos se pueden dejar llevar por estos deseos impuros. Jesús habló de la dificultad de que estas personas se salven y entren al reino de los cielos.

Las riquezas también vienen en modo de valores, sentimientos y conocimientos y la pobreza es la carencia de esto a parte de no poseer dinero. De esta manera quien es rico en su posesión de Dios, será recompensado.

Tal como lo ocurrió a Job, quien fue puesto a prueba y perdió sus animales, tierras, familia e incluso su salud. Sin embargo; nunca dejó de confiar en Dios y amarlo. Por lo que, el creador al ver su fe fuerte, le recompensó con el doble de lo que tenía.

Subir