Administración de justicia significado bíblico

administracion justicia

Definición. El significado bíblico de administración de justicia suele asociarse con el derecho que tiene Dios para impartir ante sus criaturas castigos y recompensas.

Esta definición es una de las más precisas dentro de la Biblia, pues indica la forma en cómo trabaja. Además, su uso no solo se ha limitado al ambiente religioso, hoy en día tiene un significado inspirado en la connotación religiosa.

La administración de justicia dentro de la sagrada historia corresponde a Dios, pero él la reparte a hombres sabios y con principios. Esto lo hace con el objetivo de delegar su responsabilidad y mostrar la confianza en la humanidad.

Esto se puede observar dentro del Antiguo Testamento, cuando por medio de la gracia divina Dios selecciona a ciertas personas llenas de sabiduría. Ejemplo de ello el Rey Salomón y Noé, quienes impartían la ley de Dios y tomaban su palabra en cuenta para decidir sobre asuntos terrenales.

Existen confusiones sobre la administración de justicia y la pena de muerte, porque se entiende que solamente Dios es el que tiene la posibilidad de dar o quitar la vida. Pero en la antigüedad esto era posible, siempre que se dieran condiciones específicas.

Que fuese un crimen grave y que tres testigos lo afirmarán, de este modo quien decidía sobre esto se lavaría de todo pecado y ofensa ante Dios por tomar la vida de un hermano.

La administración de justicia durante la venida de Jesucristo al mundo

Es importante saber que lo que durante el tiempo en que Dios envió a su hijo al mundo el sistema de justicia empleado era el romano. Pero a pesar de lo relevante que fue la administración de justicia, era cuestionada por culpa de quienes las impartían.

Resultado de eso se ve en las duras críticas a la moral hechas por los apóstoles y demás libros de la Biblia en contra de quienes se designaba esta noble tarea.

En ese momento, todos los principios enseñados por Dios en el Antiguo Testamento no eran cumplidos y la corrupción era el protagonista. Aunque el acusado tenía toda la posibilidad de defenderse, no era de extrañar que no se respetaran sus derechos ni la verdadera justicia.

El estado actual del significado bíblico, es un estado ideal en que toda administración de justicia debería basarse en estos principios. Así, quienes se encuentran delegados a ejercerla pueden actuar sabiamente y hacer el bien.

Subir