Hombre significado bíblico

hombre varon ser viviente

Definición. El significado bíblico de hombre se refiere al varón de la especie humana, creado por Dios para dominar al resto de las criaturas. Este ser se esculpió en arcilla a imagen y semejanza de nuestro Señor. En la Biblia, vamos a conseguir varios pasajes que hacen alusión a este ser, ya sea como el producto de la creación o el mismo Dios.

Algunas culturas, afirman que el hombre está compuesto por el espíritu, el alma y el cuerpo. Como sabemos, Dios nos hizo y entrego un organismo para vivir, allí reside el alma y espíritu. Sin embargo, esa entidad física volverá a ser polvo al final de nuestras vidas.

El hombre, la más grande creación de Dios

En el libro del Génesis, encontraremos el origen del mundo, allí el Señor del polvo de la arcilla formó al hombre. Su nombre era Adán y se encargó de dominar a todas las demás criaturas del mundo. Para que no estuviera solo, Dios, tomó la costilla del hombre y esculpió a la mujer, a la que llamó Eva.

El ser humano, desde el inicio, ha sido un ser complejo, pues estos tenían una sola regla, no comer del fruto prohibido. A pesar de la advertencia, incumplieron la única norma,  causando su expulsión del Edén, a vivir una vida de trabajo en el mundo.

Este ser se reprodujo y luego aparecieron diversos problemas sociales, tales como, peleas, envidia, homicidios, guerras. Siempre Dios ha estado allí, esperando que nos arrepintamos, pero este, terco por naturaleza, continúa pecando.

Jesucristo hijo del hombre

Ha sido tanto el amor de Dios, por su más grande creación, la humanidad, que decidió enviar a su primogénito, hecho hombre, para que muriera por nosotros. Este gesto de amor, es la mayor prueba de redención y misericordia que hemos recibido de nuestro Señor.

Así como el hombre se formó a imagen y semejanza de Dios, de igual manera llegó Cristo, al mundo, pero nuestro Señor quiso que tuviera una madre y un padre. Es decir, que su hijo naciera en esta tierra en una familia. Y luego procediera a cumplir su misión, hasta morir en la cruz de la misma manera que cualquier mortal.

En la Biblia, también veremos que mencionan a Jesús, como hijo del Hombre, en este caso, se hace referencia a Dios. Es una manera de llamarlo, pues estamos hechos a su imagen y semejanza. Por ello, el hombre representa vida, fuerza, vitalidad, dinamismo y energía para el mundo entero.

Subir