Apócrifos del nuevo testamento significado bíblico

apocrifos nuevo testamento evangelios

Definición. El significado bíblico de Apócrifos del Nuevo Testamento hace referencia a los evangelios no incluidos en la Biblia, paralelos a los cuatro que ya conocemos. Además de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, hubo otros personajes que también quisieron relatar la historia de Jesús en estos textos. Sin embargo, los escritos son Apócrifos por el alto contenido místico y de ocultismo que compone su versión de los hechos.

Se diferencian de los libros Apócrifos del Antiguo Testamento, por el hecho de que estos no están bien estructurados, ni complementan la historia. Por el contrario, de los Apócrifos del Nuevo Testamento, solo han sido encontrados fragmentos poco legibles con alto contenido inverosímil.

Evangelios Apócrifos del Nuevo Testamento

Existen más de 50 escritos Apócrifos sobre el Nuevo Testamento, por ello diferentes sectas le han dado el nombre de evangelios Apócrifos. Aparecieron en contraposición a los evangelistas, cuyos textos si han sido considerados canónicos. Es decir, los que todos hemos visto incluidos en la Biblia relatando la historia de Jesús. Entre los Apócrifos del Nuevo Testamento más destacados te podemos mencionar:

  • El evangelio Apócrifo de Pedro y el Apocalipsis.
  • El de María Magdalena.
  • El de Tomás.
  • El Apócrifo de Juan.
  • Incluso se ha hablado de un evangelio de Judas.

Pero, varios de estos escritos, muestran a Jesús de Nazaret realizando muchos más milagros de los que conocemos. Aunado a ello, presentan gran cantidad de contenido fantasioso, personajes volando, animales hablando, alto contenido místico y esotérico que contraviene con nuestras creencias católicas. Convirtiéndose en los principales motivos por los cuales los textos Apócrifos no fueron incluidos en la Biblia ni han sido aceptados por los cristianos.

Apócrifos que han destacado

A pesar de la disparidad que existe entre los Apócrifos del nuevo testamento con lo plasmado en la Biblia, algunos destacan por sus detalles. Es el caso del evangelio de Pedro, que se centra en la pasión, muerte y resurrección de Cristo, guarda grandes semejanzas con los evangelios canónicos. Asimismo, narra a detalle la salida del sepulcro al momento de la resurrección, especificaciones que no aparecen en el resto de los evangelios.

Pero también, añade datos alternativos al resto de las escrituras que no compaginan con las mismas. Por ello, ni siquiera el emperador Constantino logró la unificación de algunos Apócrifos del nuevo testamento con los evangelios canónicos ya establecidos. Por ello, ninguno ha sido acogido como complemento a los evangelios canónicos que relatan la vida de Jesús de Nazaret que todos hemos leído.

Subir