Alfolí significado bíblico

alfoli

Definición. El significado bíblico de alfolí es cobertizo donde se guardaban las cosechas obtenidas por el pueblo de Israel. Como ofrendas apartadas para los que prestaban servicio en el templo día y noche, las cuales podían ser variadas. No solo granos, también aceite, vino, especias, frutos y bienes materiales tales como, piedras preciosas y otros. Por tal motivo también lleva el nombre de granero o almacén.

De este modo, todo lo recolectado y guardado en el lugar, se apartaba como ofrenda sagrada al santuario, conforme a lo que pedía Jehová. Y representaba el diez por ciento de las posesiones de cada israelita, de acuerdo a la ley. El alfolí se consideraba parte del templo de Dios, por ser una sección importante a su servicio.

¿Quiénes se encargaban de recibir y almacenar en el alfolí ?

Lo aportado por el pueblo de Israel, el cual era el producto de sus cosechas, se admitía por sacerdotes, levitas, cantores y porteros del templo. Ellos se encargaban de administrar todo para el consumo de los que laboraban en el servicio al Todopoderoso. Porque estos no trabajaban de forma seglar, debido a sus responsabilidades en el templo.

Por ser Jehová un Dios de orden, todo se hacía de manera organizada y transparente, llevando un control de lo almacenado. Esta labor era dirigida por la mano de Dios, para lograr el verdadero equilibrio en la obra santa. Los funcionarios del templo se guiaban por sus normas y preceptos, y esto era de su agrado.

Simbología de alfolí

Hubo un tiempo donde el pueblo de Israel se alejó de la guía de Jehová, y dejo de hacer lo correcto. Descuidando incluso sus deberes en el lugar de adoración, a tal punto que no dar sus ofrendas. Esto trajo la desaprobación de Jehová y consecuencias negativas, donde les manifestó su disgusto a través de profetas. Y al volver a obedecer, las bendiciones fueron infinitas, tal como él les prometió.

Si aplicamos lo aprendido de esto, nos damos cuenta de que siempre que le demos lo más valioso a Jehová. No de lo que nos sobra, sino lo mejor que tengamos, él nos bendecirá con lo que necesitamos al momento justo. Y en un futuro cercano nos dará abundancia, y debemos estar seguros de así será. En estos tiempos, nuestro alfolí consta de todas las ofrendas, tanto materiales, como espirituales de buena gana que le demos a Jehová. No con un monto determinado, sino de acuerdo a nuestras circunstancias y de corazón.

Subir