Jesucristo significado bíblico

jesus redentor

Definición. El significado bíblico de Jesucristo es el nombre con el que se conoce al hijo de Dios. El cual se envió a la tierra para lograr la salvación de la humanidad. Así como librarnos de todos nuestros pecados.

El término Jesucristo en la Biblia aparece unas cuantas veces registrado, en especial en las traducciones modernas. Ya que, El apelativo del redentor fue Jesús, pues tanto María como José siguieron las instrucciones que el ángel les dio. Por el hecho de que esta criatura celestial transmitió a ambos el mandato de Dios.

Por su parte, Cristo proviene del griego, en donde significa ungido, mientras que en hebreo la palabra es mesías. Así pues, es el título que se le daba a este hombre, aunque durante ministerio y después de su muerte recibió más apodos.

Nacimiento de Jesús

El espíritu santo alumbró a la Virgen por obra de Dios, por lo que su concepción fue pura. Tal cual se anunció de manera previa en las profecías por Isaías. El parto sucedió en Belén, pues la pareja tuvo que escapar de Nazaret.

Ya que Herodes, el rey, estaba persiguiendo a los niños recién nacidos con el fin de evitar que se cumplieran los presagios. Llego de la forma más humilde posible, puesto que nació en un establo.

Acciones de Jesucristo

El pueblo Judío aún era religioso, profesaban las escrituras del Antiguo Testamento. Sin embargo, los gobernantes y sacerdotes dejaron de lado la espiritualidad y se centraron en la política. Por esta razón es que persiguieron y castigaron a Jesucristo y a su primo, Juan el Bautista.

No obstante, impulsó la fe en el Dios de Israel de nuevo y atrajo a mucha gente como discípulos. Formó la iglesia por medio de sus discípulos, en especial Pedro. Cristo obró muchas proezas o milagros, mostrando así su poder y naturaleza.

Sanó a enfermos de incontables enfermedades, devolvió la vista a los varios ciegos y multiplicó una cena de peces. De igual modo, devolvió a la vida a personas, entre la más destacada, Lázaro, y en una boda, convirtió el agua en vino.

Se dejó capturar por los soldados romanos y los religiosos judíos del Sanedrín. Pues, debía sacrificarse para borrar los pecados y malos hábitos de los humanos. Murió crucificado, luego de sufrir una agonía terrible.

No obstante, su mejor acto fue resucitar de entre los muertos, presentarse ante sus creyentes y subir a los cielos.

Subir