Adoram significado bíblico

adoram

Definición. El significado bíblico de Adoram, es nombre de varios personajes de las sagradas escrituras. Pertenece a uno de los descendientes de Joctán que aparece en el libro del Génesis y de las Crónicas. Fue hermano de Uzal y Dicla.

Por su parte, el término viene del hebreo Hadôrâm que significa el Señor se exalta o Dios es majestuoso. También, este nombre se le asignó al hijo del rey Hamat, cuya historia nos dice que acudió a felicitar a David cuando obtuvo la victoria frente a Hadad-ezer.

Adoram, el funcionario del rey Roboam

Por otra parte, existió un hombre de la época de Roboam que se desempeñó como un funcionario y su nombre fue Adoram. Su labor consistía en velar el tributo de los hombres que hacían trabajos forzados en la ciudad.

A su vez, en el segundo libro de las Crónicas vemos la historia en la que Adoram estuvo inmerso. Pues, el rey decidió enviarlo a cobrar los tributos y cuando llegó al sitio, un grupo de israelitas le persiguieron, causándole la muerte. Todo ello, por medio de un apedreamiento masivo que se debió a la revelación de los hombres.

Luego de lo que le aconteció a Adoram, el rey Roboam se subió a su carro y emprendió la huida hacia Jerusalén. Pues, sabía que los israelitas no irían en su búsqueda para condenarle. Es importante mencionar, que este nombre se relaciona con el de Adoniram y tal relato, también podemos verlo en el primer libro de los reyes.

Adoram y el tributo laboral

En 1 Reyes 5:14, visualizamos el siguiente versículo bíblico 'Pero él los enviaba al Líbano, diez mil al mes, por turno, para que así pasaran un mes allí y dos en sus casas'. Estas palabras se refieren al tributo laboral del que Adoram se hacía cargo, pues era su trabajo.

Por su parte, el compañero de Adoram llamado Josafat e hijo de Ahilud, era quien manejaba todo lo relacionado con los oficios propios de un secretario. Por ende, debía encargarse de los documentos oficiales que contaban con gran relevancia para sus empleadores.

Asimismo, Adoram adoptó un rol de líder, convirtiéndose en el jefe no solo de Josafat, sino también de otros. Y siempre estuvo pendiente de los tributos, los que, se entiende como una retribución en especie que exigía el estado al tener poder de imperio en la época. Aunque, existían otros relacionados con los diezmos y las ofrendas.

Subir